Se encuentra usted aquí

No hacer daño en los programas basados en mindfulness: problemas conceptuales y hallazgos empíricos

Los beneficios de los programas basados en mindfulness (MBP) empíricamente validados están bien documentados, pero el potencial de daño no se ha estudiado exhaustivamente.

Los beneficios de los programas basados en la mindfulness están bien documentados, pero el daño potencial no se ha estudiado exhaustivamente. Los autores discuten lo que sabemos sobre la seguridad de mindfulness y qué investigación adicional se necesita.

Puntos destacados del articulo:

  • Los resultados potencialmente dañinos de los programas basados en la mindfulness están poco investigados.
  • El daño ocurre en la psicoterapia, la farmacoterapia, el ejercicio físico y la meditación.
  • El daño potencial puede estar relacionado con los factores del participante, el programa y el instructor.
  • La práctica de mindfulness puede ser desagradable y desafiante sin causar daño.
  • La comprensión del daño en los programas de mindfulness requiere el monitoreo de datos individuales.


La literatura disponible, aunque demasiado escasa para una revisión sistemática, sugiere que la cuestión del daño en los MBP necesita una atención más detallada. Argumentamos que una mayor claridad conceptual facilitará una investigación más sistemática y permitirá la interpretación de los hallazgos existentes. Después de resumir cómo se define la atención plena, las prácticas de atención plena y los MBP en el contexto basado en la evidencia, examinamos cómo se entiende y estudia el daño en los enfoques relacionados con la salud y el bienestar físico o psicológico, incluida la psicoterapia, la farmacoterapia y el ejercicio físico. También revisamos la investigación sobre los efectos nocivos de la meditación en las tradiciones contemplativas. Estos cuerpos de literatura proporcionan paralelismos útiles para comprender el daño potencial en los MBP y sugieren tres tipos de factores interrelacionados que pueden contribuir al daño y requieren más estudio: factores relacionados con el programa, factores relacionados con el o la participante y factores relacionados con el clínico o el profesor/a. Discutimos cuestiones conceptuales y hallazgos empíricos relacionados con estos factores y terminamos con recomendaciones para futuras investigaciones y para proteger a los participantes en MBP de posibles daños.

Resumen y conclusiones

En abordajes bien establecidos para la salud y el bienestar, que incluyen psicoterapia, farmacoterapia y ejercicio físico, algunos participantes sufren daños graves o empeoran significativamente. Lo mismo parece ser cierto para la meditación en las tradiciones contemplativas. Los MBP (Mindfulness Based Programs, Programas Basados en Mindfulness) empíricamente validados, tienen importantes puntos en común con estos enfoques. Trabajan con cogniciones, emociones y sensaciones, algunas de las cuales son inquietantes y difíciles; plantean problemas sobre la adherencia, la dosis y las relaciones dosis / respuesta; incluyen una variedad de ejercicios, que pueden ser incómodos; y colocan la práctica formal de la meditación en su núcleo. Debido a estos puntos en común, es esencial considerar la posibilidad de que algunos participantes en MBP basados en la evidencia, puedan empeorar.

La literatura existente sobre el daño en los MBP empíricamente validados es escasa. Algunos estudios han mostrado un empeoramiento de los síntomas en los MBP; sin embargo, los metanálisis informan consistentemente de beneficios significativos para

muchas variables de resultado y en una amplia gama de muestras. La investigación también sugiere que los participantes con síntomas graves, trastornos comórbidos y otras vulnerabilidades (psicosis, historial de trauma, riesgo de suicidio) pueden beneficiarse de los MBP tanto en las formas estándar como en las formas adaptadas, y que algunos participantes de los MBP con esas vulnerabilidades pueden obtener más beneficios que los que no las tienen. Las pocas revisiones que incluyen datos sobre EA (Ensayos aleatorizados) y EAG (eventos adversos graves) en MBP basados en evidencia informan que ocurrieron entre cero y 10.6% de los participantes (Tabla 4), los EA no son más comunes en MBP que en los controles (Kuyken et al., 2016; Wong et al., 2018), y no son atribuibles al MBP (Kuyken et al.) o no son clínicamente significativos (Banks et al., 2015).

Sin embargo, estos hallazgos deben considerarse con cautela porque la mayoría de los estudios informan solo de promedios grupales que pueden enmascarar un deterioro significativo en algunos participantes. Solo una pequeña minoría de estudios ha monitorizado EA y EAG. Aquellos que lo hicieron pueden haberlos definido de manera poco específica o no han preguntado acerca de ellos de forma que susciten respuestas detalladas.

 

La prevalencia del daño causado por la meditación en las tradiciones contemplativas no está clara. Sin embargo, el daño ocurre claramente, y la posibilidad de que surja un daño similar en los MBP basados en evidencia, a pesar de las adaptaciones para los contextos convencionales contemporáneos y la presencia de apoyos estructurales y psicoeducativos descritos anteriormente, necesita más estudio. Si se produce tal daño, puede no ser detectable sin una monitorización sistemática de los datos a nivel individual. La obligación ética de no hacer daño requiere que mejoremos nuestros métodos de monitoreo para comprender mejor los riesgos para los participantes en MBP, incluyendo qué formas de daño pueden ocurrir, con qué frecuencia ocurren, quién es más susceptible y qué efectos dañinos pueden ser prevenidos o remediados.

Articulo original:

Baer R et al. Doing no harm in mindfulness-based programs: Conceptual issues and empirical findings Clinical Psychology Review, https://doi.org/10.1016/j.cpr.2019.01.001 

Práctica segura de mindfulness


Leer articulo relacionado: ¿Es mindfulness una práctica segura?