Se encuentra usted aquí

Qué es y qué no es comer mindful

¿Qué es comer mindful?

  • Ser consciente de cómo comes.
  • Conocer cómo es tu hambre y las señales que nos indican que estamos llenos.
  • Sentir y saborear los alimentos conectando con las sensaciones que nos producen.
  • Prestar atención a todo el proceso de cómo comemos… como por ejemplo la forma en que cogemos los cubiertos
  • Comprender las situaciones y emociones que nos impulsan a comer o no comer.
  • Comer para nutrir nuestro cuerpo y comprender cómo es nuestra sensación de hambre de forma precisa.
  • Adoptar el modo atento en el que no nos juzgamos a nosotros mismos.
  • Estar presente y atentos a cómo va cambiando nuestro deseo por comer.
  • Ser conscientes de qué tipo de alimentos elegimos comer.
  • Estar alerta y observar nuestros pensamientos en torno a la comida.
  • Dejar ir los pensamientos críticos hacia nosotros y nuestra relación con la comida.
  • Tomar conciencia de nuestros sentimientos antes y después de comer.
  • Abandonar las ideas preconcebidas de si los alimentos son buenos o malos, y relacionarnos con ellos como lo que son: alimentos a los que no añadir etiquetas.
  • Abrazar nuestra forma de relacionarnos con la comida de forma compasiva, sin juzgarnos ni recriminarnos.
  • Aceptar nuestro cuerpo y nuestra relación con la comida tal y como son de una forma amable, ecuánime y respetuosa.
  • Tratarnos con compasión.
  • Decidir comer de forma rápida e inconsciente cuando necesitamos poner el piloto automático.

¿Qué es comer sin atención consciente?

  • Comer con el piloto automático.
  • Comer impulsados por las emociones en vez de por las sensaciones de hambre corporal.
  • Comer de forma rutinaria porque es lo que hacemos habitualmente.
  • Realizar múltiples actividades mientras comemos  ( navegar por Internet, ver la televisión, conducir o hablar mientras comemos.
  • Eludir o evitar el desayuno u otras comidas.
  • Ignorar nuestras sensaciones de hambre corporal.
  • Continuar comiendo a pesar tener sensación de saciedad.
  • Acabar con toda la comida que hay en el plato, tengamos o no tengamos hambre.
  • “Vivir para comer “en vez de “Comer para vivir”
  • Comer para aliviar nuestras emociones negativas.
  • Comer como si estuviésemos en trance.
  • Creer que no podemos tener conciencia de cómo comemos.
  • Pensar que tus ideas sobre lo que deberías o no deberías comer dominen tu forma de comer.

Dr. Silamani Guirao-Goris

Fecha de actualización: 27/11/2015

Actividades

Temas relacionados:

Otros temas de interés