Se encuentra usted aquí

Pacing: programa de esfuerzo equilibrado

Imagen de Dharmakirti
Enviado por Dharmakirti en Dom, 18/02/2018 - 21:31

Pacing programa de esfuerzo equilibrado

Hacernos más conscientes de las actividades cotidianasen preparación para poder establecer un programa de esfuerzo equilibrado.

Aprender a vivir usando una energía equilibrada es un poco como ser un detective. Lo primero que necesitas hacer es descubrir, objetivamente, cómo usas tu tiempo y cuales son las actividades que agravan tu condición, cuales son las actividades que la alivian y cuales son las que no afectan tu condición de forma significativa.

Esto implica escribir un diario de todas tus actividades durante siete días ( te adjuntamos todas las formularios para 7 días). Trata de elegir una semana normal, para poder conseguir datos claros de cómo tiendes a usar tu tiempo y cuales son tus hábitos en general.

Toma nota de cuanto dura cada actividad, cuál es el nivel de dolor que sientes después, el nivel de tensión experimentado y si la actividad ha agravado (+), aliviado (-) o no ha afectado (0) a los síntomas. También apunta los períodos de descanso (D). Vas a necesitar hacer esto diariamente y meticulosamente durante 7 días.

Si estás trabajando con algo que no sea dolor, entonces adapta el diario como sea necesario. Por ejemplo, tal vez quieras controlar tu nivel de estrés, ansiedad, depresión o fatiga.

Una vez que has completado las hojas del diario, puedes comenzar con el siguiente paso, que es revisar el diario y transferir la información que has recogido en tres columnas (te adjuntamos una formulario). En la columna +, pon todos las actividades que agravaron tus síntomas. En la columna 0, pon todas las actividades que no te han afectado, y en la columna – pon todas las actividades que aliviaron tus síntomas. También apunta el tiempo transcurrido en cada actividad.

Muchas veces, este análisis revela patrones muy claros enseguida. Es posible que hayas tenido una conciencia vaga de estas tendencias pero puede resultar de mucha utilidad verlas así de claras. (Por ejemplo, algunas personas descubren que nunca toman descansos y que ¡no tienen suficiente espacio en la hoja a la hora de escribir su diario! Esto en sí mismo es interesante y útil de descubrir y ¡explica porque estas personas están cansadas o no pueden dormir por la noche por el estrés! Habiendo hecho estos descubrimientos, es relativamente fácil hacer algunos cambios que pueden tener un dramático y beneficioso efecto en nuestra calidad de vida).

Esfuerzo equilibrado puede significar hacer más y no menos

Para muchas personas con condiciones como el dolor físico o fatiga crónica el esfuerzo equilibrado puede significar comprender como conservar sus recursos fragmentando tus actividades en periodos que son manejables con tiempo en el medio para descansar. Sin embargo para algunas condiciones es posible que encuentre que el descanso no es el único factor que puede ayudarte a manejar mejor tu vida. A veces simplemente hacer una actividad diferente aliviara el dolor de manera más efectiva. Por ejemplo, mucha gente con dolor en las lumbares, sentarse en una silla por periodos limitados. Luego un periodo de estar de pie o caminar es más beneficioso que por ejemplo tumbarse. Una persona encontró que su dolor se reducía muchísimo caminando distancias mayores de las que encontraba útil antes.

Steve tiene neuropatía diabética periférica que le causa dolor en sus pies. Cuando investigo realizando los formularios para el esfuerzo equilibrado, descubrió que una caminata de dos horas era mas efectiva para su manejo del dolor y azúcar en la sangre que solo caminar por media hora. Entonces para el establecer un ritmo con Atención Plena significo que necesitaba extender su caminata diaria más que hacerla en varios periodos cortos. Claro que también cambio su estilo de vida de modo que esta pudiera apoyarle a hacer largas caminatas de manera constante en su día a día. 


Durante las 8 semanas se desarrollan otras actividades que promueven la encarnación de mindfulness y compasión en el día a día y que se entretejen con las prácticas formales: