Se encuentra usted aquí

La paradoja de mindfulness

Imagen de Dharmakirti
Enviado por Dharmakirti en Dom, 28/06/2015 - 14:16

ir de A a BUna cosa que decimos en Respira Vida Breathworks es que “para ir de A a B, primero tienes que estar en A”.

Cuando nos centramos en intentar quitarnos el estrés o la ansiedad, deseando estar en un estado de tranquilidad o calma, inmediatamente dejamos de estar atentos, de estar mindful. Básicamente dejamos atras el principio fundamental de mindfulness de observar el surgimiento y desvanecimientos de la sensanciones cambiante de nuestra experiencia, sean estas sensaciones agradables, desagradables o neutras. Es decir dejamos de estar atentos "sin juzgar", dejamos de ver nuestra experiencia tal y como es. Nuestra atención consciente deja de estar en el prensente para centrarse en el futuro. Y esto no hace más que empeorar las cosas..

En cuanto dejamos de resistirnos a nuestra experiencia estresante, de intentar alejarla, de dejar de tratar de no experimentarla; y en su lugar le permitimos ser simplemente tal cual es, entonces con el tiempo encontramos que los sentimientos disminuyen y se calman. Este "con el tiempo", podría tomar mucho tiempo, sin embargo, ¡en la práctica de la Atención Consciente no hay soluciones rápidas! Mientras tanto, con paciencia podemos soportar nuestra ansiedad, o cualquier cosa que sea nuestra 'A' (nuestra experiencia), aceptando que ésta es la manera como las cosas son en este momento.

Inevitablemente la gente que viene a nuestros cursos de mindfulness para la salud vienen con algunos objetivos en mente: quieren ser más felices, quieren estar menos estresados o ansiosos, quieren sentir paz, quieren ser más productivos, o quieren que se les vaya el dolor. Gradualmente, a medida que las personas van avanzando en el curso y desarrollando una practica regular, tienden a dejar de obsesionarse con sus objetivos. En el caso del dolor, por ejemplo, pueden que se den cuenta que su dolor no va desaparecer necesariamente, a la vez que aprenden a relacionarse con él en una manera completamente diferente. Dandose cuenta que nos son su dolor, del mismo modo que no son sus pensamientos, aprenden a gestionar sus vidas en una manera que recuperan la iniciativa y confianza en sus vida.

Mucho de esto tiene que ver con la capacidad de profesor de mindfulness de conectar con los participantes en el punto donde están, con amabilidad y comprensión. Parte de esa comprensión es darse cuenta que las personas van a tener metas. No hay nada malo con tener metas. Pero puede ser que en el proceso de cambiar, con la ayuda de mindfulness, las metas también cambian.