Se encuentra usted aquí

Pasos y cualidades para ser un profesor de mindfulness: aceptación.

Imagen de Silvia Macip
Enviado por Silvia Macip en Mié, 11/11/2020 - 12:57

 

El corazón de nuestra formación en Mindfulness y Compasión MBPM en RespiraVida Breathworks es animar a nuestros profesores acreditados y en formación a convertirse en una encarnación de mindfulness (es decir, las cualidades mindfulness). Este concepto es al mismo tiempo un ideal inspirador y un objetivo que puede ser abrumador. 

La forma más accesible de acercarnos a esta meta es la práctica. Una a una las cualidades mindfulness son un entrenamiento y una guía. Abrimos un espacio ahora para hablar de la aceptación. 

definicion rae aceptar

La RAE nos da luz sobre una de las ideas más comunes que tenemos sobre la aceptación "asumir resignadamente un sacrificio, molestia o privación". Si queremos implementar una perspectiva mindfulness en nuestra vida, tenemos que hacer un esfuerzo consciente para reformular nuestra idea de aceptación.

Desde la práctica de mindfulness y compasión, buscamos en la aceptación un proceso positivo: 

  • Ser capaces de mirarnos a nosotros mismos de verdad y asumir nuestros "puntos débiles". Por lo menos y en principio, para nosotros mismos. Desde la autocompasión, ser capaces de vernos frágiles y falibles.
  • Te darás cuenta que al aceptar esa parte de ti misma/o, eres capaz de verte con más perspectiva y el nivel de conflicto, lucha y dolor se diluye un poco.
  • Cuando has puesto este punto delicado de tu vida en un recipiente más grande quizá puedas suavizar tus juicios sobre el mismo. La no aceptación de una cirscunstancia difícil nos aboca a un torbellino de pensamientos en blanco y negro, donde las cosas no tienen solución y somos esclavos de nuestros juicios ("No estudio suficiente, nunca aprobaré esta oposición"), los cuales aumentan nuestro dolor y frustración.
  • Date ánimos a ti misma/o intentando ver la aceptación como un acto heróico, valiente. En estos tiempos de happycracia, aceptar que no podemos cambiar algo complicado en nuestra vida nos puede sonar al fracaso más grande. Es lo contrario a lo que hemos leído en todos los libros de autoayuda que hemos devorado intentando ser felices. Sin  embargo, aceptar que hay cosas que sin importar lo mal que te sienten no puedes cambiar es la puerta para ver lo que si puedes cambiar: tu respuesta a los hechos.  
  • Detente a mirar por un momento esa dificultad desde la razón, la reflexión, la autocompasión. Tal y como harías con un buen amigo. ¿Queda un pequeño resquicio para la alegría? ¡Tomalo! Merece la pena.
  • Cuando has aceptado esa fragilidad; tendrás espacio para encontrar tus ideales y tus prioridades personales. Todo aquello que otros quieren o que crees que la sociedad quiere de ti, probablemente no es tal y te hace infeliz en el día a día. Descubre esa parte tuya. No tienes siquiera que decirlo a los cuatro vientos. Simplemente ve sumando pequeños actos alineados con este deseo o ideal.
  • Abandona la necesidad de control. Lo único que podemos controlar son nuestras opiniones, nuestra lectura sobre lo que nos sucede o ha sucedido. 

 

Es mucho, lo sé. Pero el primer paso puedes darlo ahora mismo. Intenta ver la aceptación como algo activo (mira la cantidad de cosas que tienes que hacer) y no como un acto pasivo de resignación. Unos minutos, míralo así ¿Te sientes un poco más ligero?

También puedes practicar la meditación de la aceptación compasiva. Finalmente toda práctica meditativa debe transformarse en práctica vital para realmente transformar nuestra vida ¡Buen camino!

https://soundcloud.com/respira-vida-breathworks/la-aceptacion-compasiva